MARINA LEGOVINI

Marina nació en Monfalcone en la provincia de Gorizia. Siempre ha practicado pintura al óleo y acuarela. Se graduó de la escuela de arte Max Fabiani en Gorizia y fundó la cooperativa de cerámica «la Felce». Más tarde, continuó sus estudios en la Escuela Internacional de Gráficos de Venecia y abrió su propio taller de arte con el que se unió al Consorcio Regional para la mejora de la artesanía artística de Friuli Venezia Giulia en el mundo. Ha participado en exposiciones internacionales en Roma, París, Sao Paulo, donde sus obras están presentes en colecciones privadas. Su obra de cerámica «Melusina» fue seleccionada por el arquitecto Ugo La Pietra en el concurso «El objeto neo-ecléctico» en Abitare il Tempo en Verona con el que comenzó una colaboración para el proyecto «Miramare». Desde 2011 es presidente de la Asociación Cultural «La Corte dell’Arte – Spazio Alba Gurtner», donde realiza los talleres de arte y específicamente el de acuarela seguido por muchos fanáticos de esta fascinante técnica. Participe en exposiciones de arte y concursos donde sus acuarelas son seleccionadas y premiadas. Le encanta pintar las sugerencias que la naturaleza les ofrece, en esta zona fronteriza muy diversa, en todas sus estaciones, como los paisajes inspirados en la laguna de Grado y el Golfo de Trieste. Estos son algunos de sus temas favoritos, porque ama el mar, cuando se vuelve turbio en el borde del cielo, se convierte en una franja de un oscuro impalpable y claro, confuso, donde el juego de los torbellinos en vuelo crea figuras misteriosas en las nubes y se vuelve impetuoso cuando tira la bora en el chillido de las gaviotas. O inmediatamente al otro lado de la frontera, en Eslovenia, en el bosque Panovec y a lo largo del río Isonzo con obras dedicadas a la naturaleza, a los paisajes físicos y del alma que sugieren referencias cruzadas a las pinturas de los grandes paisajistas británicos Constable y Turner desde donde comenzó su investigación. Trabaja tanto en óleo como en acuarela, pero ahora las obras son independientes entre sí, incluso si una se alimenta de la otra. Si en acuarela lo que importa es la inmediatez de dibujar el color, en la pintura al óleo el trabajo de sus pinceladas parece tener que ver con una verdadera forma geológica de pintura. Para Marina, la acuarela es una combinación de aleatoriedad y sorpresa, incluso imprecisa, siempre que vuelva a colocar la naturaleza y su atmósfera mágica en el centro de su acto creativo.

OBRAS

PRODUCTOS TINTORETTO EMPLEADOS

Para la acquarela ella utiliza la fibra ardilla Kazan serie 1407 n° 2/0, 2, 4, 8, 12 y serie 1408 n° 5/0. Para el óleo la serie 687 fibra Mercurio n° 18.