MARIO RUZZON

Nacido en Turín en 1954, asistió a la escuela de Arte y, desde temprana edad, comenzó a realizar y vender sus primeros trabajos en la capital piamontesa. Después de mudarse a la provincia de Padua en la década de 1970, continuó sus estudios pictóricos con el maestro Pietro Bergami, un conocido pintor e ilustrador, muy cercano a Giorgio de Chirico. Durante este período, inspirado en la pintura del siglo XIX, creó numerosos retratos por encargo, pero los colores de la naturaleza fueron el verdadero atractivo de toda la obra posterior. Las colinas Euganeas, patrimonio natural del área de Padua, son el tema recurrente hasta la década de 2000, cuando, paralelamente, realiza ilustraciones históricas («La historia de los Longobardos» 2015; «El desafío de Aldobrandino» 2017).
Actualmente trabaja exclusivamente en óleo y con pintura en vivo.

OBRAS

PRODUCTOS TINTORETTO EMPLEADOS

Para sus pinturas al óleo, Mario usa pinceles con mango largo en cerda Extra, tanto planas como con lengua de gato (excelente en el trazo aterciopelado por su temperamento). Para la pintura con temperas utiliza la fibra Meloncillo en forma redonda y plana.